viernes, 26 de julio de 2013

HORCHATA DE CHUFAS




Ingredientes:

  • 1l. y medio de agua.
  • 300 g. de chufas.
  • 5 o 6 C.S. de fructosa.

Receta vegana, apta para celíacos, alérgicos al huevo y alérgicos a la lactosa.



Elaboración:


Lavamos las chufas varias veces y las dejamos en remojo durante 12 horas para que se ablanden.


Pasadas las 12 horas, quitamos el agua y las lavamos de nuevo. Luego las escurrimos y las molemos con un molinillo de café hasta que queden bien trituradas.





Posteriormente en un cuenco, ponemos las chufas con el agua y dejamos macerar durante 4-5 horas.

Una vez hayan macerado, las colamos sobre un recipiente con un colador, y volvemos a colar el preparado con el colador y un lienzo, asegurandonos de presionarlo bien para extraer todo su jugo.



Veréis que nos queda bien líquida, a continuación le agregaremos la fructosa y removeremos bien hasta que se disuelva completamente.
Ahora ya podemos depositar la horchata en una jarra y dejarla enfriar en el frigorífico.
Servir muy fría.


l

Sugerencias:

Receta vegana, apta para celíacos, alérgicos al huevo y alérgicos a la lactosa. (aseguraos siempre cuando compréis los ingredientes, de que no contengan trazas de aquello a lo que sois alérgicos).

Cuando pongo el agua para macerar, la pongo bien fría y además meto la preparación en el frigorífico.

Si se desea también se pueden machacar las chufas con un mortero, no os lo aconsejo ya que es más trabajoso. Afortunadamente hoy en día tenemos estupendos electrodomésticos que nos facilitan la vida.

Sin duda esta horchata esta deliciosa, si probáis a hacerla no os arrepentiréis.


Ufff, que calorcito, voy a beberme un vasito de esta deliciosa horchata tan fresquita! ummmmm! 

Gracias por la visita.


viernes, 19 de julio de 2013

GELATINA DE PIÑA CON FRUCTOSA Y AGAR AGAR




Ingredientes:


- 1 piña la cual convertimos en:
  • 200 ml. de zumo de piña.
  • 150 g. de piña a trocitos.

  • 100 ml. de agua.
  • 2 g. de alga agar agar en hebras.
  • 1 cucharada sopera de fructosa.

Receta vegana, apta para celíacos, alérgicos al huevo y alérgicos a la lactosa.




Elaboración:

En primer lugar partimos la piña a cuadraditos pequeños, que nos salgan unos 150 g. aproximadamente. Y después, con una licuadora, procederemos a licuar el resto de la piña. Necesitamos unos 200 ml. de zumo, que como podéis ver en la foto de los ingredientes, es un vaso lleno de tamaño normal.


En segundo lugar ponemos el agua en un cazo, cuando empiece a hervir le añadimos el alga agar agar en hebras, y la dejamos hervir 5 minutos sin dejar de remover. Después apagamos el fuego, y le ponemos la fructosa, removiéndola hasta su completa disolución.




Y dejamos que temple.



Por otro lado ponemos la fruta troceada en el molde.



Y en tercer lugar agregamos el zumo al cazo que contiene el preparado de agua con agar agar y fructosa. Vamos removiendo hasta que quede bien mezclado.






Y ya podemos verterlo en el molde que contiene la piña troceada, moviendo un poco la fruta con una cuchara, para que el líquido llegue bien a todas las partes del molde.




Veréis que conforme se va enfriando, se va solidificando.

Si lo preferís lo podéis poner en la nevera, cuajara antes.




Sugerencias:
Receta vegana, apta para celíacos, alérgicos al huevo y alérgicos a la lactosa. (aseguraos siempre cuando compréis los ingredientes, de que no contengan trazas de aquello a lo que sois alérgicos).

Este postre viene muy bien para refrescarnos con el calorcito, y para tomar más fruta fresca, que tan beneficiosa es para nuestro organismo.

Si os gusta la gelatina más compacta podéis poner 1 gramo más de agar agar para que quede más durita.

Es un modo muy rico de comer fruta fresca. Y con las ventajas que nos ofrece el alga agar agar, que como ya sabéis los que nos seguís, por lo que os hemos comentado en otras ocasiones, ayuda a reducir el colesterol además de aportarnos tantas otras propiedades.

Si la piña os sale poco dulce, podéis ponerle más fructosa para arreglarlo
, para saberlo es mejor que la probéis primero. Pero lo ideal es que la piña este madura y bien dulce.

La piña es uno de los frutos más sanos de la naturaleza. Activa el metabolismo y la eliminación de grasas, además de facilitar la digestión y destruir los parásitos intestinales. Es una fruta diurética y depurativa que además ayuda a eliminar las toxinas que acumula el organismo a través de la orina, eso sin contar con que previene el estreñimiento gracias a la cantidad de fibra que aporta.
Rica en ácido fólico, minerales y vitaminas C, B1, B6, y es muy baja en calorías. 

Podríamos seguir enumerando sus numerosos beneficios, pero simplemente deciros que hay que aprovechar estos tesoros que nos brinda la naturaleza.




Smakelijk!

viernes, 12 de julio de 2013

LIMONADA SIN AZÚCAR




Ingredientes:


Para la limonada de stevia

  • 5 limones. 
  • 1 lima.
  • 4 o 5 C.P. de infusión de stevia.
  • 1 l. de agua. 
Receta vegana, apta para diabéticos, para personas que padecen síndrome metabólicocelíacos, alérgicos al huevo y la lactosa.
________________________________________________________________________


Para la limonada de fructosa

  • 5 limones.
  • 1 lima.
  • 2 o 3 C.S. de fructosa.
  • 1 l. de agua.

Receta vegana, apta para celíacos, alérgicos al huevo y alérgicos a la lactosa.





Elaboración:

Para la limonada de stevia
Ponemos un vaso de agua al microondas a calentar, una vez  caliente lo sacamos del micro, incorporamos la stevia seca y tapamos con un plato. Lo dejaremos reposar unos 3 minutos.



Seguidamente lavamos limones y la lima y los cortamos por la mitad. Sencillamente exprimimos los limones y la lima con ayuda de un exprimidor, hasta obtener todo su jugo.



Colamos el zumo de limón en una jarra.


A continuación añadimos la stevia infusionada en la jarra con el zumo de limón, y ponemos el agua fría con una rodaja de limón y de lima, unos cubitos de hielo y removemos para mezclarlo bien. ¡Y ya tenemos nuestra limonada sin azúcar fresquita para tomar!



________________________________________________________________________

Para la limonada de fructosa
Después de ponerle el zumo de los limones le añadimos el agua fría, la fructosa, una rodaja de limón y otra de lima, y unos cubitos de hielo, removemos y ¡lista para tomar!


.

Sugerencias:

Acordaros de mirar debajo de donde he puesto los ingredientes, para saber para quienes es apta la receta de limonada echa con stevia y la receta de limonada elaborada con fructosa. Recordad los diabéticos y personas que padecéis síndrome metabólico que se os aconseja no tomar fructosa, de cualquier manera, siempre os recomendamos consultarlo con vuestro médico o dietista.

A los que os gusta tomar infusiones, la limonada de stevia os gustará. Pero para los que no las tomáis, os animo a probar la stevia, ya que aunque en un principio su sabor resulta algo extraño, una vez asimilado descubres que esta muy rica.

A la limonada de stevia le he puesto 5 cucharadas de infusión de las de postré, pero si no os gusta tan dulce le podéis poner unas 3 o 4, como prefiráis.

Si además queréis ponerle unas gotitas de aroma de limón, también podéis hacerlo, le viene muy bien.

Que fresquita limonada para refrescarme en veranito, fresquiiita!!

Gracias por la visita.


viernes, 5 de julio de 2013

CUPCAKES INTEGRALES DE FRESA (SIN LACTOSA)




Ingredientes:

Para la base

  • 2 huevos.
  • 180 g. de harina integral.
  • 60 g. de fructosa.
  • 150 ml. de leche de soja.
  • 100 ml. de aceite de girasol.
  • ½ sobre de levadura.
  • Las semillas de 2 vainas de vainilla.
Para decoración y relleno
  • 300 ml. de nata de soja.
  • 2 C.S. de fructosa.
  • 4 o 5 cucharadas de mermelada de fresa + la mermelada de fresa con la que rellenaremos.
  • 12 fresas enteras pequeñitas.
Receta apta para alérgicos a la lactosa.



Elaboración:


Para las bases
Empezaremos por batir lo huevos un minuto para que se hinchen, luego le agregaremos la fructosa y las semillas de vainilla y lo mezclamos bien.  A continuación la harina y la levadura, batimos, y después la leche de soja hasta que la integremos. Por último vertemos el aceite de girasol, y batimos removiendo y deslizando la batidora de arriba abajo para que queden todos los ingredientes unidos.



Para asegurar de que no nos quedan grumos de harina en los laterales, a mí siempre me gusta pasar una lengüeta al preparado y removerlo un poco.



Ahora ya podemos poner la masa en los moldes de papel, los rellenaremos hasta la mitad y un poquito más, os saldrán unos 12 cupcakes.



Y al horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos.

Una vez horneados y en su punto, los retiraremos del horno y los dejaremos enfriar.

Para decoración y relleno
Mientras podemos ir preparando la nata de soja.

En un bol previamente enfriado ponemos la nata, y batimos por unos minutos hasta que duplique su volumen, una vez montada le agregamos las dos cucharadas de fructosa y la batimos un poco más para repartir el endulzante bien. Luego le ponemos las 4 o 5 cucharadas de mermelada de fresa, y la mezclamos suavemente con movimientos manuales.



Con la cremosa nata de fresas preparada, ya solo nos queda rellenar las bases con la mermelada de fresa. Yo utilizo una jeringuilla para ello, ya que la mermelada que uso es también casera, y no he dejado ningún trozo de fresa, además de dejarla algo menos espesa. Las rellenaremos poco, sin pasarnos para que no empalaguen.



Vale, momento de rellenar la manga pastelera con la nata de fresas, y de irla colocando encima de las “magdalenas”, del modo que mejor os vaya o os guste. Pondremos una buena cantidad encima, no tengáis miedo porque esta riquísima. Por último las pequeñas fresas coronando el pastelito.



Y ya están preparados nuestro primeros cupcakes de Dulces Sanos B&B, ¡teníamos que hacer honor a nuestro logo! jeje. 



Sugerencias:

Receta sin lactosa.

Aseguraos de que las bases de los cupcakes no estén calientes antes de rellenarlos con la mermelada, y sobretodo antes de ponerles la nata de fresa encima. Si tenéis la nata de fresa echa, y las bases no se han enfriado, no pasa nada. Lo reserváis en la nevera, el frío siempre le va bien, yo diría que hasta mejor, porque a la hora de ponerla en los cupcakes quedara más consistente, ya que esta nata es diferente de la de leche de vaca. Su textura y consistencia es distinta.

Si para rellenar los cupcakes con la mermelada no tenéis una jeringuilla inyectable, o la mermelada es comprada y va con trocitos de fruta (se puede pasar por e túrmix),  podéis seguir el consejo de Alma Obregón, que sugiere quitar un trozo de la parte de arriba de los cupcakes con un descorazonador, rellenarlos y volver a colocar el trozo de “magdalena” retirado. Quizás de este modo os resulte más sencillo.

Y si no tenéis una manga pastelera, tampoco es un problema, os hemos dado la solución en alguna otra receta, pero en la pestaña Consejos tenéis una muy buena idea de cómo solucionarlo, justo en el apartado Sobre la nata o crema de soja.

Si no os queda la nata muy elegantemente colocada encima del pastelito no os desaniméis, pensad que requiere tener algo de práctica, pero los cupcakes quedaran igualmente buenos, aún si colocarais la nata de soja con una cuchara sopera.

Si no sois alérgicos a la lactosa, y los preferís con nata común, otra receta que os puede interesar es la Cupcakes integrales de fresa 2 de Belén.



Que vagi de gust!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...